Musimundo explicó las razones del cierre de sus locales

En las últimas semanas, la cadena de electrodomésticos Musimundo cerró 10 locales en Capital Federal y el interior del país. Las persianas bajas en un punto de venta mítico, el de la esquina de Corrientes y Callao, y de otras plazas en provincias como Buenos Aires y Tucumán son el resultado de los inconvenientes financieros que atraviesa la firma chaqueña Carsa, una de las dos licenciatarias de la cadena.

El Sindicato de Empleados de Comercio confirmó a LA NACION que hay 10 empleados desafectados y otros tantos -más de 30- que han sido trasladados a puntos de venta en funcionamiento.

“La compañía ha tomado la decisión de discontinuar algunos de sus puntos de comercialización, cuyas ventas no aportaban a los niveles de rentabilidad que la situación demanda”, escribió Carsa en un comunicado destinado a los inversores de la empresa y difundido a la Bolsa el 21 de mayo.

De ese modo, añade el texto, la firma libera así “requerimientos del capital de trabajo”, y luego explica que la medida “contribuye a aliviar la situación financiera de la sociedad en un contexto de alto costo del endeudamiento”.

Como adelantó el diario Perfil y confirmó el Sindicato de Comercio, las sucursales que cerraron en las últimas semanas fueron las de Callao y Corrientes (en Capital Federal), Mercedes, Saladillo, Pehuajó, Bragado, Chivilcoy y Trenque Lauquen, en la provincia de Buenos Aires, además de Neuquén; Famaillá y Banda del Río Salí (ambas en Tucumán). De acuerdo con el gremio, Carsa opera más de 200 sucursales de Musimundo en todo el país.

El Sindicato de Comercio se enteró de los despidos por medio de empleados de las sucursales cerradas, quienes llegaron ese día a trabajar sin saber que los locales ya no estaban en funcionamiento.

Ayer por la tarde, el gremio convocó a representantes de Carsa a una reunión donde se acordó que no habría más despidos hasta un nuevo encuentro el 14 de junio. “Ellos nos confirmaron que van a pagar el 100% de las indemnizaciones sobre los despidos y que, mientras tanto, van a ver cómo solucionan sus problemas económicos”, dijo a LA NACION Ángel “Polo” Martínez, de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys).

Martínez detalló que en la reunión los representantes de la compañía alegaron “baja de ventas” por el cierre de sucursales, y aseguró que no hay riesgo de más despidos. “Si ellos quieren cerrar más sucursales, que las cierren, pero que a la gente la trasladen para que no se pierda ni un solo puesto de trabajo”, dijo.

En 2011 Megatone compró la cadena Musimundo a través de dos empresas, Carsa y Electrónica Megatone. Es la primera de estas firmas la que avanzó con el cierre de sucursales. La compañía también cuenta con los locales de la calle Florida y de Pueyrredón al 200, ambos en Buenos Aires. Contactada por LA NACION, desde Carsa decidieron no hacer declaraciones.

Por: Sofía Terrile

fuente: lanacion.com.ar

Escribe un comentario, tu opinión nos importa!

Puedes usar los siguientes HTML tags y atributos en tus comentarios: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.