El día que Sergio Denis contó cómo volvió de la muerte

“Vi un lugar de mucho miedo, oscuro negro y lo puedo contar ahora porque a veces tenía miedo de que la gente pensara que estaba medio pirado cuando contaba esta historia. La mitad de mi cuerpo estaba en un rectángulo, yo lo insultaba, para mí era el diablo. Había una ventana, era un horror”. Así relataba Sergio Denis su experiencia con la muerte.

El intérprete de temas como “Te quiero tanto”, “Yo soy la aventura” o “Quereme” sufrió ataque cardíaco en Paraguay donde tenía previsto dar un show y estuvo, literalmente al borde de la muerte: “Estuvo 17 minutos sin signos vitales”, habían dicho los médicos que lo atendieron.

En ese momento, el cantante tenía 58 años y se encontraba en un hotel cuando comenzó con las dolencias. De inmediato fue trasladado al Hospital San Roque de Asunción, donde los médicos lo asistieron. “Ingresó en paro y su corazón no latía”, había explicado Hugo Gómez, uno de los doctores que le practicó maniobras de resucitación.

Al viaje lo habían acompañado su manager y algunos amigos, que estaban justo con él cuando comenzó el paro. En una operación que duró más de tres horas, los médicos lograron salvarle la vida.

El diagnóstico específico era “infarto de miocardio de cara vía traumática”. Antes del episodio Héctor Omar Hoffmann, como es su verdadero nombre, tomaba medicamentos para tratar una trombosis

El ídolo popular recién habló abiertamente de lo que le había tocado vivir hace un año, en la mesa de Mirtha Legrand y dijo que había visto (en los minutos en los que su corazón había dejado de latir), “un lugar de mucho miedo, oscuro” y con la “mitad de su cuerpo en un rectángulo”, además, dijo que insultaba a alguien a quién él creía el diablo.

En ese mismo almuerzo, dijo que había visto una serie donde el personaje atravesaba por algo similar: “No vio ni la luz ni el lugar de paz, sino un rectángulo horrible. Tenía miedo. No quería volver ahí”, explicó que decían en la ficción. Y lo relacionó con su experiencia: “Entonces lo que yo vi tenía una verdad”.

Luego de haber coqueteado con la muerte, Sergio se recuperó y pudo salir adelante. Los años anteriores tampoco habían sido fáciles para él, que afrontó serios problemas económicos y estuvo cuatro años sin cantar por cuestiones de salud.

“Me quedé sin casa, sin auto, sin oficina”, había contado alguna vez sobre las deudas que contrajo tras una mala inversión, cuando en los 90 junto con su hermano compró una sala teatral.

Pero para peor, la crisis económica repercutió en su salud y se quedó sin voz para cantar. Lo que lo obligó a haber un parate de cuatro años y recién pudo relanzarse en el 2000 con el disco La vida vale la pena. Las ventas, el éxito y el amor del público volvieron a hacerse presentes en la vida de Sergio.

Hace unas semanas, también en la mesa de Mirtha Legrand, el músico contó que tenía problemas de audición. “Tengo una dificultad, una infección y no quiero hablar de eso, no es nada grave”, había dicho sin dar demasiados detalles sobre su estado.

Hoy, a sus 69 años, el cantante vuelve a enfrentar una difícil prueba. Tras caerse de un escenario donde estaba dando un show está internado en el hospital Ángel Padilla de Tucumán y presenta, según contó la directora del lugar “hematomas cerebrales, múltiples contusiones, una hemorragia, un importante edema cerebral, una fractura del hueso temporal en la cabeza y una fractura al nivel de la clavícula y el omóplato”.

fuente: infobae.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.